Más cuentos

Cuentos dientudos

Es posible que ya sepas todo sobre el Ratoncito Pérez. Mudas un diente e inmediatamente lo pones debajo de la almohada. En algún momento durante la noche, el Ratoncito Pérez te visita, se lleva tu diente y te deja algún dinero. Pero, ¿sabes que las costumbres sobre lo que pasa con los dientes son diferentes en todo el mundo?

  • Los niños en las Filipinas

    dejan los dientes en el borde de la ventana para la Rata de los Dientes. Al otro día por la mañana, el diente ya no está ahí y la Rata les dejó dinero.
  • En Taiwán,

    cuando un niño muda un diente, lo tira para el tejado. Se tiene que parar bien derecho con las piernas juntas. Tiene que asegurar que no hay ningún espacio entre las piernas. Si hay un espacio incluso muy pequeño, ¡el diente nuevo crecerá extraño y botado para afuera!
  • En Guatemala,

    los niños también tiran los dientes al tejado. Por la mañana, el diente ya no está ahí porque el Ratoncito Pérez vino durante la noche y se lo llevó.