Cepillado y uso del hilo dental

El cepillado y el uso del hilo dental son partes importantes de tu rutina diaria. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán.

Cómo cepillarse

  • Coloca la cabeza del cepillo de dientes contra las encías con los extremos de las cerdas en un ángulo de 45 grados. (Pide ayuda a tus padres si es necesario).
  • Mueve el cepillo de dientes hacia delante y hacia atrás, en círculos y frotando varias veces el mismo lugar.
  • Mantén las cerdas en ángulo contra la encía mientras cepillas la superficie interna y externa de cada diente.
  • Cepilla la superficie de masticación en un ángulo recto.
  • Limpia las superficies internas de los dientes delanteros inclinando el cepillo de forma vertical y frotando hacia arriba y hacia abajo varias veces.
  • Termina cepillándote la lengua, lo cual ayuda a eliminar los gérmenes de la boca.
  • Enjuaga con agua o con enjuague bucal para eliminar la placa suelta.

Consejos para el cepillado

  • Cepíllate los dientes suavemente. No aplastes las cerdas porque eso significa que estás cepillándote con demasiada fuerza.
  • Reemplaza tu cepillo de dientes cada dos o tres meses o tan pronto las cerdas estén gastadas o dobladas. Un cepillo de dientes gastado no limpia correctamente los dientes y puede dañar tus encías. También debes reemplazar tu cepillo de dientes luego de haber sufrido un resfrío.
  • Asegúrate de limpiarte cada uno de los dientes. El cepillo sólo puede limpiar uno o dos dientes al mismo tiempo, así que muévelo mucho por toda la boca.
  • Evita el uso de cepillos dentales con cerdas duras, ya que pueden dañarte las encías. Usa un cepillo dental suave con cerdas de puntas redondeadas.

Consejos para el uso del hilo dental

  • Ya cuando tengas ocho años, puedes cepillarte los dientes por tu propia cuenta. Trata de usar el hilo dental en forma de bucle. Ata las puntas de un pedazo de hilo dental de 10 pulgadas de largo, formando un círculo. Sujeta el hilo de manera tirante entre los pulgares y los dedos índices.
  • Pásate el hilo dental siempre de la misma forma para que no omitas ningún diente.
  • Pásate el hilo dental suavemente para que no dañe tus encías.
Haz una prueba
Imprimir esta página